• Grace Albright

Cómo podemos explorar conexiones interpersonales durante una pandemia



La conexión humana es sagrada. En su forma fundamental, la interacción es alimento para el alma — una necesidad humana. En medio de una pandemia, hemos limitado nuestra capacidad de conectar por la seguridad pública. Durante el período de cuarentena en la primavera, no podíamos buscar una auténtica interacción humana en una manera acostumbrada. Ahora, el virus está más controlado y el mundo local se ha abierto de nuevo. Los amigos se vuelven a conectar y los cafés están abiertos. Las dificultades de la cuarentena ciertamente demostraron cuánto nos necesitamos.

"He conectado con Sindy a un nivel personal y cultural"

Sin embargo, muchos de nuestros esfuerzos académicos todavía se llevan a cabo en línea. ¿Cómo podemos aprovechar nuestros recursos tecnológicos, mientras buscamos nuevas oportunidades por la conexión? Project Olas, fundado en Georgetown University en 2020, ofrece lecciones de español personalizadas y enseñadas por madres guatemaltecas en una comunidad cerca de un vertedero. Un ex estudiante de Milton me presentó la organización durante la cuarentena. Yo pensaba que Olas sería una oportunidad fantástica para practicar mi español durante el verano. Mi experiencia con Sindy, mi madre guatemalteca, me concedió más que un acento mejorado: también he conectado con ella a un nivel personal y cultural.

"Ella se convirtió en una segunda madre para mí"

Project Olas hace emparejamientos basándose en el nivel de español y el entusiasmo por la conversación intercultural de los estudiantes. Luego, el estudiante y su “mamá” quedan en un momento para una llamada semanal de una hora en WhatsApp. Para una estudiante en un nivel avanzado de conversación como yo, cada sesión viene con una lista de preguntas para añadir a la discusión. Sindy y yo preferíamos las preguntas espontáneas que surgían en nuestras conversaciones. Lo que comenzó con “¿cómo fue tu día?” rápidamente evolucionó en “¿qué te interesa más sobre la filosofía?” Ella se convirtió en una segunda madre para mí; quería escuchar todo sobre mi vida, mis clases, y la situación del coronavirus en los Estados Unidos.

De muchas maneras, ella me hizo envidiar su vida en Guatemala; pero también me hizo apreciar mi propia vida aquí. Ahora reconozco las cosas pequeñas que doy por sentadas, como la conexión a Internet fiable y el inglés como mi primer idioma. En el proceso de admisión a la universidad, estoy apoyada por mis padres y profesores. Cuando Sindy tenía mi edad, ella estaba entrada en una fase diferente: la maternidad. Desde estas conversaciones sobre las expectativas sociales, me di cuenta de los caminos distintos que vivimos. En este momento de mi vida, la educación y la universidad son más importantes que la maternidad. En Guatemala, parece ser lo contrario para las mujeres de mi edad. ¿Estaría tan comprometida con mis clases si supiera que la universidad no es el siguiente paso?

"La conexión humana puede trascender todos los límites"

Project Olas fue una experiencia transformadora para mí. Esta organización ha recalcado la importancia del compromiso interpersonal durante el confinamiento. No solo mejoré mi español, sino también expandí mis horizontes culturales. Me gustaría agradecer a Sindy por presentarme el esplendor de Guatemala. Estoy asombrada con su resiliencia e inteligencia — ella me enseñó que puedo sobreponerme a través de cualquier circunstancia, y que la conexión humana puede trascender todos los límites.

This testimonial was written by Grace Albright, a current Olas student and senior at Milton Academy.

Contact us

  • Facebook

©2020 by Project Olas

Design by Kerry O'Donnell

Photography by Anna Hwatz